Colección Nonio Parejo

Empezó su carrera audiovisual como fotógrafo para el colegio de Arquitectos y la revista Triunfo. Licenciado en filosofía y letras especializado en Artes, su primer cortometraje como director y guionista fue Fin de Meridiano (1976). Desde entonces ha participado en 150 documentales. En su extensísima filmografía destacan Campos de Níjar (1984), película que contó con la participación del escritor Juan Goytisolo, Los presos del canal (2003), El cuarto color (2005), La guerra olvidada (2011) y Más allá del escenario (2017).

 

“No tenía pensado hacer nada con eso hasta que aparece la posibilidad de digitalizar. Si no eso se pierde…Estaban en una estantería, y el que la lleva y la entiende, soy yo. Con otra mudanza o cualquier historia se van perdiendo las cosas y no queda huella. O bien por el deterioro magnético de las cintas y de las películas…se van arrinconado, se borran las etiquetas con el tiempo y no hay aparatos para verlo y muchas también acaban en la basura. Estoy convencido. Abultan mucho. Incluso yo habré tirado cintas mías. En un momento dado tienes que hacer limpieza…”

Los contenidos de esta colección fueron realizados por Nonio Parejo en los primeros años de su trayectoria profesional. Nonio Parejo define su colección como una crónica; una radiografía de una época que debido a la velocidad a la que cambian las cosas nos parecen mucho más lejanas de lo que realmente se encuentran en nuestro pasado más reciente.

Empezó su carrera audiovisual como fotógrafo para el colegio de Arquitectos y la revista Triunfo. Licenciado en filosofía y letras especializado en Artes, su primer cortometraje como director y guionista fue Fin de Meridiano (1976). Desde entonces ha participado en 150 documentales. En su extensísima filmografía destacan Campos de Níjar (1984), película que contó con la participación del escritor Juan Goytisolo, Los presos del canal (2003), El cuarto color (2005), La guerra olvidada (2011) y Más allá del escenario (2017).

 

“No tenía pensado hacer nada con eso hasta que aparece la posibilidad de digitalizar. Si no eso se pierde…Estaban en una estantería, y el que la lleva y la entiende, soy yo. Con otra mudanza o cualquier historia se van perdiendo las cosas y no queda huella. O bien por el deterioro magnético de las cintas y de las películas…se van arrinconado, se borran las etiquetas con el tiempo y no hay aparatos para verlo y muchas también acaban en la basura. Estoy convencido. Abultan mucho. Incluso yo habré tirado cintas mías. En un momento dado tienes que hacer limpieza…”

Los contenidos de esta colección fueron realizados por Nonio Parejo en los primeros años de su trayectoria profesional. Nonio Parejo define su colección como una crónica; una radiografía de una época que debido a la velocidad a la que cambian las cosas nos parecen mucho más lejanas de lo que realmente se encuentran en nuestro pasado más reciente.