Colección MOC Sevilla

El  MOC (Movimiento Objeción de Conciencia) Sevilla es un colectivo antimilitarista no-violento iniciado por dos hermanas de Madrid cuando se trasladan a Sevilla en el año 1979. Allí contactan con un grupo de jóvenes, muchos de ellos aún menores para el servicio militar y con está alianza, chicas y chicos se van involucrando. Tienen su origen en el activismo juvenil, estudiantil, obrero, cristiano, libertario, de barrio y de denuncia pacifista y ecologista.  El testimonio audiovisual de este colectivo nos llega a través de dos personas: Juan José Soriano, vinculado al movimiento del MOC Sevilla desde al año 80 y de la obsesión por la documentación del pedagogo —y la cámara de video— Manolo Collado Broncano. El MOC Sevilla no solo dispone de una colección audiovisual, también tienen una vasta recopilación de documentos, cartelería de la época y de noticias en papel. Incluso antes de disponer de sus primeras cámaras, recopilaban todo lo que podían grabar en video de la televisión. “Eso siempre que el que tenía video supiera programarlo. Tener vídeo era algo bastante excepcional.”. El MOC Sevilla tiene una concepción Gandhiana (de Gandhi) de la violencia. La violencia no es solo la que se ejerce a través de las armas y la gente que dispone de ellas, sino que se enfrentan a la violencia estructural en diferentes ámbitos. Así, el MOC-Sevilla, o las personas que lo protagonizaron,  está presente en la creación en Sevilla de: Amnistía Internacional, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), Seminario de Educación para la Paz REDPAZ, Centro de Estudios Históricos de Andalucía, Centro de Documentación del Mediterráneo ATALAYA, Consejo de la Juventud, Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui, Mujeres de Negro, Ateneo Alternativo EL PATIO, Ecologistas del Valle, Intermon Oxfam y Red de Semillas entre muchos otros.

 

 

La colección que aquí vamos a encontrar es amplia y variada ya que recoge diferentes archivos desde 1988 hasta 1998. A pesar de que el colectivo arranca hacia 1979, no existen registros audiovisuales de los primeros años. Tienen una amplia colección de archivo en papel de cartelería, documentos y prensa en papel. Una vez consiguen equipos audiovisuales toman conciencia de la importancia de documentarlo todo.

No podemos olvidar las dificultades con las que se encontraban los movimientos sociales en la época: “Disponer de un coche para ampliar el radio de las pintadas era una aventura, conseguir alguien con carné de conducir y además, alguien que nos prestara un coche.”

Esta colección, aunque se centra en el MOC, contiene una serie de contenidos transversales como: inmigración, Expo 92 y el movimiento jornalero, racismo, medio ambiente, ocupación y temática anti-nuclear. Además, hay diferentes apariciones del MOC o sus protagonistas en la televisión generalista en los espacios de Jesús Hermida, Mercedes Milá o Jesús Quintero, así como archivos acerca de manifestaciones, juicios y diferentes acciones populares.

En definitiva, un testimonio no solo antimilitarista, sino de los diferentes movimientos sociales en Sevilla y por extensión de otros territorios; gentes con diferentes visiones y sensibilidades unidos por la necesidad de la acción colectiva.

El  MOC (Movimiento Objeción de Conciencia) Sevilla es un colectivo antimilitarista no-violento iniciado por dos hermanas de Madrid cuando se trasladan a Sevilla en el año 1979. Allí contactan con un grupo de jóvenes, muchos de ellos aún menores para el servicio militar y con está alianza, chicas y chicos se van involucrando. Tienen su origen en el activismo juvenil, estudiantil, obrero, cristiano, libertario, de barrio y de denuncia pacifista y ecologista.  El testimonio audiovisual de este colectivo nos llega a través de dos personas: Juan José Soriano, vinculado al movimiento del MOC Sevilla desde al año 80 y de la obsesión por la documentación del pedagogo —y la cámara de video— Manolo Collado Broncano. El MOC Sevilla no solo dispone de una colección audiovisual, también tienen una vasta recopilación de documentos, cartelería de la época y de noticias en papel. Incluso antes de disponer de sus primeras cámaras, recopilaban todo lo que podían grabar en video de la televisión. “Eso siempre que el que tenía video supiera programarlo. Tener vídeo era algo bastante excepcional.”. El MOC Sevilla tiene una concepción Gandhiana (de Gandhi) de la violencia. La violencia no es solo la que se ejerce a través de las armas y la gente que dispone de ellas, sino que se enfrentan a la violencia estructural en diferentes ámbitos. Así, el MOC-Sevilla, o las personas que lo protagonizaron,  está presente en la creación en Sevilla de: Amnistía Internacional, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), Seminario de Educación para la Paz REDPAZ, Centro de Estudios Históricos de Andalucía, Centro de Documentación del Mediterráneo ATALAYA, Consejo de la Juventud, Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui, Mujeres de Negro, Ateneo Alternativo EL PATIO, Ecologistas del Valle, Intermon Oxfam y Red de Semillas entre muchos otros.

 

 

La colección que aquí vamos a encontrar es amplia y variada ya que recoge diferentes archivos desde 1988 hasta 1998. A pesar de que el colectivo arranca hacia 1979, no existen registros audiovisuales de los primeros años. Tienen una amplia colección de archivo en papel de cartelería, documentos y prensa en papel. Una vez consiguen equipos audiovisuales toman conciencia de la importancia de documentarlo todo.

No podemos olvidar las dificultades con las que se encontraban los movimientos sociales en la época: “Disponer de un coche para ampliar el radio de las pintadas era una aventura, conseguir alguien con carné de conducir y además, alguien que nos prestara un coche.”

Esta colección, aunque se centra en el MOC, contiene una serie de contenidos transversales como: inmigración, Expo 92 y el movimiento jornalero, racismo, medio ambiente, ocupación y temática anti-nuclear. Además, hay diferentes apariciones del MOC o sus protagonistas en la televisión generalista en los espacios de Jesús Hermida, Mercedes Milá o Jesús Quintero, así como archivos acerca de manifestaciones, juicios y diferentes acciones populares.

En definitiva, un testimonio no solo antimilitarista, sino de los diferentes movimientos sociales en Sevilla y por extensión de otros territorios; gentes con diferentes visiones y sensibilidades unidos por la necesidad de la acción colectiva.